Ínter de Madrid 2 – 1 Alcobendas Sport

Derrota inmerecida

29749632_1853417891343286_6691598793070499337_o (1)

Un gol local en los primeros minutos marcó el devenir de un encuentro donde el equipo mereció más.

Como una final encaró el equipo el partido en el Municipal de Boadilla sabiendo que los tres puntos eran vitales para seguir en la lucha. Una acción local aislada al minuto de juego dio ventaja a los locales, con un gran derechazo de Tello desde la frontal que se coló por toda la escuadra.

El gol permitió a los de Fran Garrido jugar más seguros sabedores de la ventaja tan importante. Pero el equipo no se vino abajo y se hizo pronto con el control del partido y empezaron a llegar las ocasiones. Primero Joya con un remate alto y después Rubén Blanco con una volea que paró bien Miguel Ángel empezaron a inquietar a los locales.

Pero el Ínter no iba a dejar de intentar llegar al área rival. Replegados y serios atrás aprovecharon los contragolpes para inquietar a Yelco con dos remates cruzados. Jesús de Miguel primero y después Rivero, cuyo remate besó el palo y se marcho a saque de puerta.

El partido estaba muy abierto y Molina estuvo a punto de poner las tablas con un remate de cabeza que sacó la zaga local en línea de gol. Tras este intercambio de golpes el partido se calmó, en cuanto a oportunidades, en los últimos minutos de la primera mitad.

Tras el descanso el equipo continuó con su dominio, pero un contragolpe de los de Fran Garrido pudo acabar con el 2-0. Apareció Yelco para hacer una doble intervención magistral ante Rivero y Lele. Con la entrada de Roberto el equipo mejoró dotando al ataque de una referencia que fijaba a los centrales, pero cuando mejor estaban los de Mateo llegó el 2-0 con un rechace que empalmó de volea a la perfección Jesús de Miguel.

El equipo no se vino abajo y con dos remates desde fuera del área de Raúl y Gonzalo Saiz inquietaron a Miguel Ángel, aunque en ambas ocasiones se mantuvo muy seguro. Tras la doble oportunidad llegó el gol de Iñaki, tras un gran centro de Gonzalo que remató el defensa desde el punto de penalti.

Los de Mateo se vinieron arriba y fueron a por el empate con todo, eso propició que dejara algunos espacios en defensa que aprovechó el Ínter para poner de nuevo en aprietos a Yelco. Guacho fue quien, con dos remates, intentó superar al guardameta que, otra vez, volvió a salir victorioso.

La última la tuvo Nevado: un remate clarísimo de cabeza en boca de gol que paró Miguel Ángel con una gran intervención. El equipo salió derrotado en un partido que mereció más y se complica sus aspiraciones a los playoffs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s