Tres Cantos 1 – 1 Alcobendas Sport

Empate amargo

22904964_1691130274238716_504481461248141233_o

El gol inicial del Tres Cantos fue demasiada losa para conseguir la remontada.

El equipo viajaba a La Foresta en busca de tres puntos para mantenerse  firme en la parte alta de la tabla. El partido empezó con susto, tras un mal pase de Yelco a la hora de sacar el balón jugado desde atrás que dejaba en boca de gol a Miguel que aprovechaba el desacierto visitante.

Con el partido cuesta arriba el equipo se puso el mono de trabajo y comenzó la búsqueda del empate. Pronto se hizo dueño y señor, el rival se metió atrás y juntó las líneas buscando no dejar huecos y aprovechar la velocidad arriba en el contragolpe. Primero avisaron Albur y Koke con dos remates que se marcharon altos, pero la más clara estuvo en los pies de Rober, tras un intento de vaselina en el mano a mano que se marchó demasiado alta.

El equipo dominaba y le imprimía velocidad al juego, pero el Tres Cantos se cerraba muy bien sin dejar huecos en defensa. Uno de esos huecos lo encontró Koke con un gran centro a la cabeza de Rober, pero su remate lo taponó un defensa mandándolo a córner. Con esta última ocasión el árbitro mandó a los dos equipos a los vestuarios.

Tras el tiempo de asueto la intención era la misma, conseguir el empate pronto e intentar ir en búsqueda de la victoria. Pero antes de meter el segundo, hay que meter el primero. Y la segunda mitad no fue tan lúcida en cuanto a juego. Aunque no era muy fluido el equipo consiguió crear ocasiones claras de gol. Miguel de cabeza lo intentó pero la más clara fue para el capitán, Raúl Díez remataba un servicio en el segundo palo y el guardameta local volaba para mandarlo a córner.

El partido se fue enquistando y el rival iba ganando tiempo al reloj. Y no solo eso, el equipo se desquiciaba por momentos al ver que no salían las cosas y las imprecisiones empezaron a notarse. Fruto también del cansancio debido al gran esfuerzo realizado. La búsqueda del empate propició espacios a la espalda de la defensa que pudieron aprovecharlos los rivales. Palencia en el mano a mano se topó con Yelco que salvó la sentencia.

Los últimos minutos fueron a tumba abierta, con el equipo volcado a por el empate. Y en el descuento acabó llegando. Otra vez Albur, el especialista en los descuentos, consiguió poner las tablas al aprovechar un rechace en el área. Y pudieron obrar el milagro los de Mateo García en la última jugada, pero el pase de la muerte de Rober lo despejó la defensa rival cuando ya se relamía Rubén Blanco en boca de gol.

Punto positivo del equipo pero que sabe a poco, ya que llevó el peso del encuentro en todo momento pero no pudo sobreponerse al gol inicial tricantino.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s